Fragmento

A pesar de que la matemática y la física han tenido un salto cualitativo (de Newton a Einstein), las ciencias médicas todavía no han dado este salto y siguen siendo esencialmente newtonianas. Con independencia de que la medicina tradicional y natural esconde tras de sí una base einsteniana, no ha logrado hasta nuestros días demostrarla científicamente, pues se mantiene en espera de la construcción de equipos sofisticados que permitan apreciar todos los cambios que se operan a velocidades cercanas a la luz y a los que nuestros sentidos conscientes no tienen acceso. La medicina occidental trata al ser humano integralmente, pero no repara en el hecho de que en su entorno (la naturaleza) ocurre un sinnúmero de sucesos que no podemos detectar con nuestros sentidos y que guardan una relación estrecha con el ser humano. Los habitantes de la Tierra giramos alrededor del Sol a una velocidad de rotación y traslación de 400 km/hora que no percibimos por estar sincronizados a ella.

Palabras clave: .

2003-09-26   |   1,744 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 13 Núm.3. Mayo-Junio 1997 Pags. . Rev Cubana Med Gen Integr 1997; 13(3)