Completo

Si se busca en cualquier diccionario médico la palabra FAGOCITOSIS, encontrará que deriva de las raíces griegas fago (comer), cito (célula), y el sufijo SIS entendiéndose como el estado, condición o acción en la cual una célula come. Lo mismo podemos decir de la palabra compuesta PERISTALSIS. (PERI: alrededor + STAL: contracción + SIS: "Movimiento contráctil de órganos tubulares provistos de fibras musculares longitudinales, en virtud del cual su contenido progresa". Ambas tienen el sufijo SIS con significado de acción, condición o estado. Estas situaciones pertenecen a la normalidad. SIS, anteponiéndole la vocal O, adquiere el significado de "formación o aumento (normal o patológico), como en el caso de LEUCOCIT/OSIS, en el que se interpreta como "aumento en la formación de células blancas". Se interpreta también como "afección morbosa, en general", como en DERMAT/OSIS: "afección morbosa de la piel". En las palabras como amib/ia/sis, salmonel/osis, "estado o situación en la que existen o hay presencia de amibas o salmonelas", "sis" connota enfermedad, y en ARTR/OSIS no solamente significa enfermedad, sino que adquiere el adjetivo de DEGENERATIVA. En este tercer bloque SIS denota "presencia de, acción de", pero nunca enfermedad. Lo que sucede es que esta presencia o acción (anómala) se relaciona con la enfermedad y en ese entonces la palabra compuesta pasa a ser equivalente de una patología especial; adquiere la etiqueta de alteración, sin que realmente lo sea. Posiblemente la explicación se encuentra en que cuando hay amibas o salmonelas siempre se asocian al estado patológico, sin que necesariamente SIS signifique patología. SIS significa normalidad en DIAFORESIS y OSMOSIS; comienza a cambiar en LEUCOCITOSIS, en donde puede ser normal o patológica; se convierte, definitivamente, en patología en AMIBIASIS, para terminar siendo "enfermedad degenerativa" en ARTROSIS. Con acuerdo a lo antes expuesto el sufijo SIS tiene dos significados opuestos: por un lado expresa una condición de normalidad, y por el otro debe interpretarse como patología, con diversas acepciones. ¿Por qué SIS tiene dos significados tan opuestos? ¿Cómo SIS llegó a significar enfermedad? Posiblemente por cambio semántico, diacronía y economía de palabras. Por ejemplo: la palabra ARTROSIS DEGENERATIVA, que debiera entenderse como "estado o situación en la cual existe o hay degeneración de la articulación", por economía y eliminando el adjetivo "degenerativa", quedó solamente como artrosis, sobreentendiéndose que ésta es una enfermedad y al mismo tiempo degenerativa (para diferenciarla de artritis). Algo parecido sucedió con la palabra patología, que originalmente era "el estudio del afecto, ánimo o sentimiento en general", y de la cual derivaron los conceptos SIMPATÍA, ANTIPATÍA, APATÍA. Es posible que el médico haya considerado que la APATÍA estaba ligada o formaba parte de muchas de las enfermedades o que era la enfermedad misma, en ese entonces PATHOS o PATHE se transformó en sinónimo de enfermedad (Ortega), y en la actualidad no existe ningún profesional ligado a la medicina que al escuchar la palabra patología no lo asocie a enfermedad, sin tener en cuenta que realmente es "el estudio del afecto". SIS es un afijo o morfema que por su colocación detrás de la palabra se le denomina sufijo, y de éstos se clasifica como una seudo desinencia, es decir: tiene significado propio, y al unirse a la raíz o raíces que le anteceden forma palabras compuestas. En griego significa "estado, situación, condición o acción", pero su uso e interpretación en el léxico médico, como se ha expresado, es compleja. Esta falsa desinencia tiene letras que lo unen a las raíces que le preceden y dan eufonía al término, sin que tengan ningún significado adicional. Así se tiene "a/sis", como en amibi/a/sis; "e/sis", como en diafor/e/sis; "ia/sis", como en elefant/ia/sis; o/sis, como en artr/o/sis. En 1990, la Federación Mundial de Parasitólogos (WFP) aceptó el uso del sufijo OSIS agregándolo al nombre científico del género, para designar a las enfermedades por parásitos. Así, a la giardiasis le llama giardosis; a la teniasis, taenosis; a la ascariasis, ascariosis; a la amibiasis, entamoebosis, etc. ¿Qué sufijo debiera utilizarse para designar a las enfermedades producidas por bacterias, hongos, virus o el resto de patologías? Las palabras evolucionan, pierden partes, modifican su significado, etc., llegando a significar hasta lo que no son, por cambios semánticos, como en el presente caso. Como tal pasan a formar parte del léxico científico, en el cual el significado se sobreentiende dada la fuerza de la costumbre, por lo que se considera que la presente aclaración no modificará el concepto en ningún profesional de la medicina.

Palabras clave: .

2004-01-12   |   18,697 visitas   |   4 valoraciones

Vol. 47 Núm.1. Enero-Febrero 2004 Pags. 05 Rev Fac Med UNAM 2004; 47(1)