Datos y reflexiones acerca del uso del metilfenidato (ritalín) para el tratamiento del trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Autor: Ávila A María Estela

Resumen

Desde hace más de diez años ha cundido en el mundo entero el hacer diagnóstico de déficit de atención e hiperactividad en los escolares de 7 a 12 años y someterlos a tratamiento con metilfenidato, un derivado de las anfetaminas que tiene el peligro potencial de crear hábito o favorecer el desarrollo de otras adicciones. Aun cuando dicho tratamiento sí procura alivio de algunos síntomas y en general mejora la conducta escolar y familiar de algunos niños, el abuso en el diagnóstico debe evitarse. No es raro que sean los profesores o los propios padres quienes sugieran el diagnóstico en niños que pueden ser considerados normales. Por otra parte, el ritalín no aumenta el coeficiente intelectual ni supera las inhabilidades de aprendizaje, pero sí mejora la atención temporalmente. En el presente artículo se recuerda la manera de establecer el diagnóstico, se dan lineamientos para el tratamiento adecuado, se hacen consideraciones éticas y se aconseja cómo responder a las demandas de los padres.

Palabras clave: Déficit de atención anfetamínicos.

2004-01-12   |   2,389 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 47 Núm.1. Enero-Febrero 2004 Pags. 31-34 Rev Fac Med UNAM 2004; 47(1)