Soplos cardíacos

Autor: Duhagon Pedro

Fragmento

Los soplos cardiovasculares se originan en vibraciones debidas a turbulencias en el flujo sanguíneo al pasar por el corazón y los grandes vasos, que se trasmiten a la pared torácica y/o al cuello. Las características de los soplos se deben precisar teniendo en cuenta su intensidad, frecuencia sonora, área de localización en el tórax y localización en el ciclo cardíaco (sístole, diástole). La clasificación de los soplos más utilizada corrientemente fue introducida por Levine en 1933(1) teniendo en cuenta su intensidad. - Grado 1: Soplo muy suave, difícil de oír, que requiere auscultar varios ciclos cardíacos para detectarlo. - Grado 2: Soplo suave, fácil de auscultar rápidamente. - Grado 3: Soplo de moderada intensidad, no acompañado de frémito. - Grado 4: Soplo intenso acompañado de frémito. - Grado 5: Soplo muy intenso que puede ser auscultado por el solo contacto del borde del estetoscopio sobre el tórax. - Grado 6: Soplo tan intenso que puede oírse sin apoyar el estetoscopio sobre la pared torácica. El grado de intensidad del soplo está determinado por el volumen de sangre responsable de la turbulencia en el flujo sanguíneo y/o del gradiente tensional que causa dicha turbulencia.

Palabras clave: .

2004-01-28   |   18,255 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 73 Núm.1. Enero 2002 Pags. 22-25. Arch Pediatr Urug 2002; 73(1)