La enseñanza de la radiología e imagen en México

Autor: Salmerón Suevos Pedro

Fragmento

Desde los albores de la Medicina existe el deseo de transmitir conocimientos a los estudiantes de Medicina. Particularmente en los países Europeos, durante los siglos XVII y XVIII se tiene evidencia mediante escritos o ilustraciones, de la importancia que se le daba a la enseñanza en hospitales a la cabecera del enfermo. Así surgieron reconocidos profesores, que pasaron la mayoría a la historia, ya que muchos de ellos fueron innovadores de la sistemática clínica y algunos más aportaron descubrimientos que eran parte medular para el ejercicio de la medicina, tales como el microscopio, el estetoscopio o el uso y administración racionalizada de los medicamentos y las curaciones. Para posteriormente aportar para el surgimiento de la cirugía. En otras comunicaciones hemos recalcado el hecho de que antes del descubrimiento de los rayos X, el Médico solamente contaba con los órganos de los sentidos para llegar a un diagnóstico. Los rayos X permitieron ampliar un horizonte, que permitía encontrar cuerpos extraños, diagnosticar fracturas o luxaciones, tumoraciones, estados inflamatorios, etc., por lo que se hace indispensable en esta rama médica, que exista la enseñanza entre los médicos interesados en aprender y evolucionar. Tanto en Europa como en los Estados Unidos, se hace difusión del quehacer científico en el manejo de las radiaciones ionizantes. Se adquiere experiencia sobre la marcha, se publica, (la revista de la American Roentgen Ray Society ha cumplido mas de 100 años), se experimenta con animales y se crea la cátedra de Radiología en los principales hospitales a principios del siglo XX, dejando de ser el curioso recurso para “transparentar” a los asistentes a las ferias populares y adquiere un carácter científico. Así mismo aparecen los primeros mártires por efecto de las radiaciones debido al desconocimiento de su manejo y por lo consiguiente del alcance en el daño que podían ocasionar.

Palabras clave: .

2004-02-03   |   1,845 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 1 Núm.4. Octubre-Diciembre 2002 Pags. 599-600 An Radiol Mex 2002; 1(4)