De la piedra al web:

análisis de la evolución histórica y del estado actual de la actividad bibliológico-informacional 

Autor: Cañedo Andalia Rubén

Fragmento

Sin información no hay cambio, sin cambio no hay desarrollo, sin desarrollo no hay vida. Información, cambio y desarrollo son tres eslabones en la cadena del desarrollo de la sociedad humana. La ocurrencia de profundas transformaciones en los enfoques, los contenidos y los procedimientos de trabajo que emplean las entidades del sector biblioteco-informativo en la década de los años 90, renueva la necesidad de analizar la evolución histórica que ha experimentado la actividad de información desde su nacimiento hasta el presente, como vía para comprender las causas que han propiciado la sucesión de las diferentes revoluciones que han caracterizado a esta esfera durante el siglo XX y su estado actual. En este punto, es importante reconocer que la historia de la ciencia de la información como campo de estudio, bien sea enfocada desde la perspectiva de la bibliotecología o de la computación, actualmente atrae el interés de distintos especialistas y como resultado está adquiriendo los rudimentos sociales y bibliográficos de la identidad disciplinaria. A mediados de los años 80, se observó la emergencia del interés por estos temas desde el enfoque de la bibliotecología. Su punto de inicio puede señalarse en la edición de otoño de 1985 de la Journal of Library History. Este interés creció a partir de una mesa redonda sobre la historia de las bibliotecas, que se produjo durante la reunión de la American Library Association en 1984. En los años siguientes, aparecieron otras colecciones de trabajos históricos. En el año 1991, se efectuó una conferencia sumamente importante en Finlandia con el fin de explorar los fundamentos históricos, empíricos y teóricos de la ciencia de la información. Ella tuvo repercusiones significativas. El historiador de la ciencia de la información tiene que comprender, que como una condición de su organización, reproducción y control, todas las sociedades han desarrollado sus formas propias de administrar la información. Se debe reconocer que lo que constituye información, así como las prácticas para su representación, comunicación y uso pueden cambiar de un contexto histórico a otro, de generación en generación, de una forma de pensar sobre el mundo a otra. Sin embargo, siempre ella está necesariamente presente y activa. Esta noción guía el enfoque que deseamos se tome para la historia de la ciencia de la información.

Palabras clave: Evolución histórica.

2004-03-03   |   1,032 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 12 Núm.1. Enero-Febrero 2004 Pags. Acimed 2004; 12(1)