Acerca de la calidad de las traducciones científicas

Autor: López Espinosa José Antonio

Fragmento

Cuando se habla de calidad, se interioriza espontáneamente en la conciencia la caracterización de un conjunto de rasgos que conllevan una determinada distinción, ya sea en un individuo, en un colectivo de personas, o en un producto de cualquier índole. La traducción, en tanto parte y consecuencia de la actividad científico-informativa, es también un producto, que por sus características de trascender fronteras y por sus dotes potenciales de contribuir al desarrollo económico de un país, lleva implícitas algunas regularidades que constituyen la base para establecer juicios en cuanto a su calidad. En el sector de las ciencias médicas, la traslación entre dos idiomas, más que permitir la comunicación entre comunidades de especialistas o científicos, puede incluso significar la diferencia entre la preservación y el deterioro de la salud y, en algunos casos, entre la vida y la muerte, de ahí la importancia que se le debe conferir al concepto calidad dentro del marco de este proceso de análisis y síntesis de información. Dicho elemento refleja claramente el valor de uso de una traducción, cuyo destinatario puede ser un cirujano, un investigador o un médico asistencial, que necesita estar al tanto de las nuevas técnicas quirúrgicas, de los descubrimientos más recientes en su campo de acción, o del procedimiento que se debe seguir con pacientes que presentan determinados antecedentes.

Palabras clave:

2004-04-23   |   621 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 6 Núm.2. Mayo-Agosto 1998 Pags. 77-78 Acimed 1998; 6(2)