Desarrollo de reactivos biológicos:

Una alternativa ventajosa 30 años después 

Autores: Rivero Jiménez René A, Bencomo Hernández Antonio A, Villaescusa Blanco Rinaldo, Rubio Rubio Rodolfo

Fragmento

Introducción Cuando se fundó el Instituto de Hematología e Inmunología (IHI) en 1966, el país partía prácticamente de cero en estas ramas de las especialidades biomédicas, por lo que la integración multidisciplinaria era una premisa necesaria para alcanzar los objetivos de desarrollo trazados. A estas especialidades se vinculó no sólo el personal clínico y paramédico (técnicos, enfermeras), sino también se integraron especialistas graduados en disciplinas básicas como Química, Biología, Bioquímica, Microbiología, y más tarde Matemáticas, Cibernética, Ingeniería Física Nuclear y otros. Durante sus primeros años, el IHI se enfrentó a las mismas dificultades materiales que el resto del país, sometido desde 1960 a una cruel política de bloqueo económico y financiero por parte de la primera potencia mundial, por lo que desde siempre se vio en la necesidad de recurrir a fuentes alternativas para la obtención de reactivos y medios de diagnóstico, así como para desarrollar una tecnología de trabajo en el laboratorio capaz de garantizar una calidad óptima en la atención médica, con un gasto mínimo de recursos materiales y financieros.

Palabras clave: .

2004-04-26   |   1,614 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 12 Núm.2. Julio-Diciembre 1996 Pags. . Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter 1996; 12(2)