Palabras de clausura

Autor: Tena Tamayo Carlos

Fragmento

Llegamos al final. Yo quisiera abusar de su paciencia para hacer una breve reflexión dado que hemos hablado de estos aspectos humanos de la medicina, los aspectos bioéticos. Yo creo que en la medida que todos nos identificamos de otros seres en este planeta es por nuestra inteligencia y nuestra voluntad que van en búsqueda del bien y de la verdad y esto es precisamente lo que nos hace seres libres. Seres libres para tener esta libertad que busca alcanzar nuestras metas que finalmente tienen que ver con nuestra propia felicidad. Pero en esta búsqueda de alcanzar nuestras metas necesitamos de la solidaridad. Necesitamos a los demás para poder alcanzar estas metas. Es precisamente en la relación médico-paciente donde el paciente necesita del médico para alcanzar su felicidad pero también como aquí ya se ha dicho, el médico necesita del paciente para también sentirse realizado. En un momento, esta solidaridad humana se puede romper porque hay falta de confianza entre médico y paciente. Ahí es donde entran las Comisiones de Arbitraje Médico. A fortalecer y a recuperar esta solidaridad que se ha perdido. Ahí es donde la CONAMED puede permitir que dos seres humanos que iban de la mano buscando sus metas y buscando su felicidad se pueda reestablecer. Es por eso que hoy quiero dejar el mensaje que en las Comisiones de Arbitraje Médico tenemos un gran sentido humanitario. Estamos a favor de que los lazos que nos unen a los médicos y a los pacientes se sigan manteniendo para poder contribuir todos juntos a lograr nuestra felicidad.

Palabras clave:

2004-04-30   |   3,953 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 12 Núm.28. Abril-Junio 2003 Pags. 187-190 Rev CONAMED 2003; 8(Esp.)