Resumen

El broncoespasmo inducido por ejercicio es común en niños asmáticos. En su fisiopatología se involucra enfriamiento, deshidratación y liberación de mediadores inflamatorios en la vía área, como histamina y eicosanoides. El diagnóstico se hace por la historia clínica sugestiva, además de reversibilidad en el VEF1 de más del 15% después de usar un beta2 agonista. Se debe hacer diagnóstico diferencial con otras enfermedades. Las rutinas de calentamiento antes del ejercicio así como los broncodilatadores inhalados de corta acción son útiles como tratamiento previo al ejercicio.

Palabras clave: Asma broncoespasmo inducido por ejercicio enfriamiento deshidratación de las vías aéreas.

2004-04-30   |   1,986 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 51 Núm.2. Marzo-Abril 2004 Pags. 85-93. Rev Alergia Mex 2004; 51(2)