Resumen

Introducción: La dificultad que plantea el enfrentarse a una tumoración tiroidea quística, consiste en saber si se trata de una lesión benigna o maligna. Por lo tanto el objetivo del presente trabajo es determinar si la evaluación metabólica de las lesiones quísticas de tiroides brindan información para tomar una conducta segura y si ésta es complementaria a la biopsia por aspiración con aguja fina (BAAF). Material y métodos: Estudio prospectivo, longitudinal, analítico, ciego en 140 nódulos tiroideos no funcionales eliminando BAAF de nódulos sólidos e incluyendo los nódulos de contenido quístico. Se determinó el valor diagnóstico de la evaluación metabólica por medio del gammagrama con Tc-99-MIBI. El análisis estadístico se realizó mediante medidas de tendencia central y la determinación de sensibilidad, especificidad, exactitud, valor predictivo positivo, valor predictivo negativo (VP), prevalencia y razón de probabilidad positiva y negativa para cada método diagnóstico alterno. Resultados: De 140 pacientes con nódulo tiroideo, 26 (18.6%) presentaron lesión quística. Veinticuatro mujeres y 2 varones con edad promedio de 43.1 años (moda de 55 años, rango de 17 a 63 años). Por BAAF sólo se hizo diagnóstico en 5 (19.23%); en cambio por MIBI (negativo) se detectaron 17 (65.38%) nódulos benignos y por MIBI (positivo) 6 (23.08%) malignos; 3 (11.54%) no fueron diagnosticados por ninguno de los dos métodos. El valor diagnóstico del MIBI fue sensibilidad 100%, especificidad 85%, VP+ 66.6% VP- 100% exactitud 88.4%, RP+ 6.6 y RP- 0. Conclusiones: Todo nódulo quístico sin diagnóstico por BAAF debe ser evaluado metabólicamente por medio de MIBI, si no capta MIBI debe ser tratado como nódulo benigno con seguridad de 100%, si capta MIBI debe ser intervenido quirúrgicamente con alta probabilidad de cáncer.

Palabras clave: Quiste tiroideo BAAF tecnecio-99-MIBI.

2004-06-01   |   2,337 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 11 Núm.4. Octubre-Diciembre 2003 Pags. 162-165 Rev Endocrinol Nutr 2003; 11(4)