Nivel académico de los alumnos del Programa de Medicina General Integral (Plan A-36) y su comparación con los alumnos del Plan de Estudios 85.

I. Una nueva estrategia para evaluar la calidad del proceso educativo 

Autores: Martínez González Adrían, Gil Miguel A, Rey Calero J, Rodríguez Carranza Rodolfo

Resumen

Los estudios para evaluar rigurosamente la calidad del proceso educativo son muy escasos. En este artículo se describen y analizan los resultados de una serie de exámenes diagnósticos aplicados, a lo largo de seis años, a los alumnos del Programa de Medicina General Integral (Plan A-36) y se comparan con los obtenidos por los alumnos del Plan de Estudios 85 de la Facultad de Medicina de la UNAM. Se aplicaron tres exámenes diagnósticos constituidos por 100 preguntas de opción múltiple a los estudiantes de la Generación 1989 del Plan A-36 al momento de su ingreso al primero, tercero y quinto año de la licenciatura de Médico Cirujano, y se analizó el examen profesional. Los exámenes exploraron el dominio de un grupo de conocimientos elementales, catalogados como indispensables para el mejor aprovechamiento del ciclo educativo inmediato superior. El promedio de aciertos fue de 51.4 (premédico), 58.3 (biomédico) y 59.8 (clínico), respectivamente. Se vio que la población estudiantil de primer ingreso al Plan A-36 es muy heterogénea en cuanto a su dominio de los conocimientos identificados como indispensables para la comprensión de los contenidos académicos de las asignaturas de los dos primeros años de la licenciatura. Los exámenes segundo y tercero, y el profesional señalaron un mejor dominio de los conocimientos biomédicos y clínicos aunque con deficiencias notables en este último campo. Por otro lado, el promedio de los alumnos del Plan A-36, excepto en el premédico, fue claramente inferior al de los alumnos del Plan 85. Los resultados de los alumnos del Plan A-36 confirmaron que los cambios de posición de la curva de distribución de frecuencia a lo largo del eje de las x es un indicador valioso para juzgar la calidad del proceso educativo. Los resultados de este estudio indican: 1. Que el conocimiento biomédico y clínico logrado por los alumnos del Plan A-36 durante los primeros cuatro años de la licenciatura es insuficiente y que su desempeño académico es inferior al de los alumnos del Plan 85. 2. El también insuficiente rendimiento académico de los alumnos del Plan 85 justifican plenamente las modificaciones consideradas en el Plan Único de Estudios de la licenciatura de Médico Cirujano, implantado en la Facultad de Medicina de la UNAM en 1993. 3. Se puede suponer que los cambios efectuados en el Plan Único de Estudios en relación a la enseñanza clínica no serán suficientes para lograr una educación clínica de excelencia; lo que justifica una vigilancia cuidadosa de esta fase del proceso educativo y, si es pertinente, los ajustes correspondientes.

Palabras clave: Medicina ciencias básicas ciencias clínicas enseñanza aprendizaje evaluación.

2004-06-10   |   4,775 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 40 Núm.6. Noviembre-Diciembre 1997 Pags. 222-229 Rev Fac Med UNAM 1997; 40(6)