Frecuencia y características clínicas de la retinopatía diabética en un grupo de personas con diabetes mellitus tipo 2 de diagnóstico reciente

Autores: Licea Puig Manuel Emiliano, Fernández Leyva Harberth, Cabrera Rode Eduardo, Maciques Rodríguez Elvira

Resumen

En los últimos años se le ha dedicado mayor atención a la presencia de complicaciones microangiopáticas en las personas con diabetes mellitus tipo 2 (DM 2), y la retinopatía diabética (RD) no es una excepción. El objetivo de este trabajo es determinar la frecuencia y las características clínicas de la RD en un grupo de personas con DM 2 de diagnóstico reciente. Se estudiaron 110 pacientes (£ 6 meses) con anticuerpos antiislotes pancreáticos (ICA) y anti-descarboxilasa del ácido glutámico (AGAD) negativos, atendidos consecutivamente en el Centro de Atención al Diabético (CAD), del Instituto Nacional de Endocrinología (INEN), y las variables utilizadas fueron: edad, sexo, hábito de fumar, índice de masa corporal (IMC), edad de debut de la DM 2, presencia de RD y de nefropatía diabética incipiente (NDI), así como la presión arterial. Se determinó ICA, AGAD, hemoglobina glucosilada (HbA1), glucemia en ayunas y posprandial 2 horas después del desayuno y 2 horas después del almuerzo y excreción urinaria de albúmina (EUA) en orina de 24 horas. No se incluyó a pacientes con ND diabética clínica (EUA ³ 300 mg/L), ni con otras causas o condiciones de aumento de EUA. Se dividieron en 2 grupos atendiendo a la presencia o no de RD, así como a su severidad y fueron utilizados los criterios propuestos por L'Esperance. El 7 % de la totalidad de la serie presentó algún tipo de RD (7 no proliferativas y 1 proliferativa). La presión arterial sistólica fue de 127,84 ± 19,43 mmHg en aquellos sin RD y de 140 ± 15,27 mmHg, en los que presentaron RDNP (p < 0,0016). La presión arterial diastólica fue de 81,99 ± 11,65 mmHg en los que no tenían RD y de 87,86 ± 13,49 mmHg en aquellos con RD (p < 0,00027). De las 7 personas que tenían RDNP, 4 tenían una NDI (EUA > 20 a < 300 mg/L). Los valores de las glucemias en ayunas y posprandiales, de HbA1 y de EUA no mostraron diferencias estadísticamente significativas. La RD puede estar presente en el momento del diagnóstico clínico de la DM 2, incluso la forma proliferativa, lo que obliga a realizar un examen oftalmológico minucioso en toda persona con DM 2 en el momento de su diagnóstico clínico.

Palabras clave: Retinopatía diabética diabetes mellitus tipo 2 de diagnóstico reciente hipertensión arterial nefropatía diabética incipiente.

2004-07-03   |   2,469 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 14 Núm.2. Mayo-Agosto 2003 Pags. Rev Cubana Endocrinol 2003; 14(2)