Cirugía de revascularización coronaría mediante procedimientos de invasión mínima

Revisión de opciones, indicaciones y comparación con otros procedimientos. 

Autores: Siordia Zamorano Arturo, Gamez Blanco Leticia

Fragmento

Durante 1998, considerada la recopilación estadística anual más reciente que se ha publicado, la mayoría de los procedimientos quirúrgicos para revascularizar el miocardio se hicieron con el uso de la derivación cardiopulmonar (DCP) y el paro cardiopléjico del corazón. Un poco más de 25% de los pacientes sometidos a revascularización con uso de DCP presentan > 1 complicación (vgr.: fibrilación auricular, flutter, sangrado, infarto del miocardio, dehiscencia o infección esternal, accidente cerebral, insuficiencia renal). Aunque una proporción de la morbilidad asociada a la revascularización con cirugía está relacionada con factores comórbidos de los pacientes, algunas de las complicaciones son debidas a las técnicas utilizadas durante la cirugía. La meta de la cirugía de invasión mínima es evitar la morbilidad que acompaña al uso de la DCP en la cirugía cardiaca de revascularización convencional. Las técnicas más frecuentes de cirugía cardiaca de invasión mínima son las denominadas "cirugía de revascularización de invasión mínima directa" (MIDCAB por sus iniciales en inglés), la "cirugía coronaria por accesos portales" (PORTCAB) y la "cirugía coronaria sin uso de circulación extracorpórea" (OPCAB por sus iniciales en inglés). En la cirugía MIDCAB se evita tanto el uso de esternotomía media como el uso de DCP, utilizándose habitualmente para accesar al corazón, una toracotomía anterior izquierda; en la PORTCAB se evita el uso de esternotomía, pero sí se utiliza de DCP y en la OPCAB se utiliza la esternotomía media, pero se evita la DCP.

Palabras clave: Revascularización coronaria.

2002-12-21   |   1,140 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 12 Núm.3. Julio-Septiembre 2001 Pags. 121-127 Rev Mex Cardiol 2001; 12(3)