Resumen

Antecedentes: El cáncer de mama es la segunda neoplasia más frecuente en la mujer y la primera causa de mortalidad después de los 35 años de edad. Es una enfermedad multifactorial porque en su aparición influyen factores genéticos, dietéticos y endocrinos. En relación con los últimos, a la terapia de reemplazo hormonal (TRH) se le han asignado efectos benéficos y riesgo para cáncer de mama, pues la existencia de receptores estrogénicos en las células neoplásicas hace pensar que los estrógenos y otras hormonas sexuales son un factor promotor de este cáncer. Objetivo: Determinar la asociación de la terapia de reemplazo hormonal, a través de la razón de momios, como factor de riesgo en la incidencia del cáncer de mama, en mujeres del servicio de oncología ginecológica. Pacientes y método: Estudio descriptivo efectuado con 250 pacientes que recibían TRH. Se consideran casos las pacientes con cáncer de mama confirmado por estudio histopatológico y controles las pacientes sin cáncer de mama. Para el análisis estadístico se tomó la media de ocurrencia con el uso de la razón de momios, con intervalo de confianza del 95%, con prueba de la C 2 de Mantel-Haenszel, para un valor significativo de p < 0.05. Resultados: En 100 de las 250 pacientes estudiadas se confirmó el diagnóstico de cáncer de mama, 60 pacientes (37.5%) usaron TRH durante una media de tres años y 40 pacientes (44.4%) no recibieron TRH (casos). Las otras 150 pacientes no tuvieron cáncer de mama, 100 de éstas usaron TRH y 50 pacientes no fueron tratadas con TRH (controles). El análisis estadístico de las variables de estudio mostró que la TRH tiene una razón de momios de 0.75 (IC 95% 0.62-1.15) p = 0.28, la lactancia materna con razón de momios de 0.68 (IC 95% 0.59-1.08) p = 0.05, la multiparidad con razón de momios de 0.42 (IC 95% 0.16-1.87) p = 0.26, obesidad con razón de momios de 1.67 (IC 95% 0.99-1.54) p = 0.05, antecedentes familiares con razón de momios de 1.23 (IC 95% 0.83-1.54) p = 0.05. Conclusiones: Estos resultados muestran que no existe una asociación directa entre la terapia de reemplazo hormonal y el cáncer de mama. Por lo tanto, siempre que se toma la decisión de prescribir TRH deben considerarse, individualmente, los posibles riesgos y beneficios en cada paciente. Además, valorar la información de la mastografía, hacer exploración física frecuente, autoexploración y el uso de TRH durante menos de cinco años.

Palabras clave: Cáncer mama TRH obesidad lactancia.

2004-07-21   |   2,020 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 72 Núm.1. Enero 2004 Pags. 10-15 Ginecol Obstet Méx 2004; 72(1)