Férido Castillo:

la grandiosidad de una imaginación atrevida 

Autores: Leue Luna María Magdalena, Mayo Tabares July C, Orueta Martínez Verónica, Alejo Castillo Teresa

Fragmento

Tabasco ha tomado a una nueva visión en donde los trazos reflejan, sin necesidad del colorido, la magnífica vegetación de nuestra tierra. Férido Castillo logra conjuntar en una misma técnica, el grabado, la belleza y la expresión cotidiana del pueblo. El artista tabasqueño nació el 29 de abril de 1942, en Jalapa, y en el año de 1963 ingresó al taller de artes plásticas que dirigían los maestros Jorge A. Corona y Valeriano Maldonado del grupo Cuña. Terminado el curso, continuó con sus estudios en artes plásticas en la Escuela de Bellas Artes de Villahermosa, para aprender la técnica que poco tiempo después plasmaría en sus numerosos trabajos, que ya han sido expuestos en diversas galerías y museos, dentro y fuera de Tabasco. Sus exposiciones colectivas e individuales han logrado conquistar al pueblo tabasqueño en diversos foros y en la Casa de la Cultura del Estado, consiguiendo además el reconocimiento a su talento artístico en diferentes eventos y lugares de la república, como son el Festival de Artes de Coatzacoalcos, Veracruz, la galería “Germán Gedeobis” de San Luis Potosí, la galería “Tierra Adentro Dos” de la Ciudad de México, el Museo de Campeche, la galería “José Peón Contreras”, de Mérida Yucatán, la Universidad Autónoma de Campeche, el Teatro de Arquitectura de la UNAM, la Escuela Nacional de Artes Gráficas, la Cámara de Senadores, el Centro Cultural de Xalapa. En el extranjero, en el Encuentro Internacional de Jóvenes Pintores en Trinidad, Cuba, la galería “Plaza de Bestor” y la “Institución Chautauqua” de Nueva York.

Palabras clave:

2004-07-28   |   5,496 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 1 Núm.2. Abril-Septiembre 1995 Pags. 90-92 Salud Tab 1995; 1(2-3)