Resumen

El conducto arterioso en México ocupa el primer lugar en frecuencia dentro de las cardiopatías congénitas. Su persistencia conduce a la enfermedad vascular pulmonar. Por esta razón, se realizó un programa conjunto entre el Instituto Nacional de Cardiología y el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) para dar prioridad quirúrgica a pacientes pediátricos. De abril a septiembre de 1995 son ya 16 pacientes operados en el INER. La edad de los pacientes fue de dos a 17 años, como promedio de 7.48 años. En la técnica quirúrgica a siete pacientes se les realizó sección y sutura. En seis doble ligadura y en tres triple ligadura. En seis se aplicó bloqueo de nervios intercostales y en dos bloqueo peridural para analgesia postoperatoria. Se administró además, en todos los pacientes ketoralac a 1 mg cada seis horas. Sólo 10 pacientes presentaron hipertensión sistémica. Requirieron nitroglicerina ocho pacientes. Los pacientes con bloqueo peridural no se hipertensaron. Los pacientes con bloqueo de nervios intercostales requirieron de menor dosis de vasodilatadores. El promedio de estancia hospitalaria fue de 3.5 días. No tuvimos complicaciones. El manejo integral del paciente incluye clínica del dolor, lo que reduce el tiempo de recuperación. En manos expertas el cierre quirúrgico del conducto arterioso tiene la más baja mortalidad y morbilidad, por lo que en nuestro país, es la técnica ideal, debido además a su bajo costo.

Palabras clave: Persistencia de conducto arterioso cierre quirúrgico hipertensión arterial pulmonar.

2004-08-16   |   3,063 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 63 Núm.3. Mayo-Junio 1996 Pags. 129-136 Rev Mex Pediatr 1996; 63(3)