Drogas, cerebro, adicción y legislación

Autor: Quijano Narezo Manuel

Fragmento

Hace ya treinta años un investigador de nombre Routtenberg, en un experimento que se volvió clásico, colocó un electrodo en un sitio preciso del cerebro de ratas, a través del cual se enviaba una corriente mediante la acción de una palanca dentro de la jaula que las propias ratas movían y que les provocaba una sensación de placer; en la jaula había otra palanca igual que las ratas podían accionar para procurarse alimento. Al cabo de algunos días los animales morían de inanición pero en éxtasis. La relación entre placer y adicción no siempre es tan dramática pero hay hábitos mundanos que, a la larga, causan dolor, vida miserable y muerte en un número grande de casos. Las substancias que producen placer y hábito –no forzosamente adicción-, son numerosísimas, desde la cafeína del te y el café, hasta el tabaco y el alcohol y, por supuesto, las drogas ilegales como el opio y sus derivados, la cocaína, la marihuana y las no ilegales pero restringidas, como los psicotrópicos y, ahora, las llamadas drogas de diseño, sintetizadas en laboratorios y cuyo efecto mimetiza el de las prohibidas.

Palabras clave: Drogas adicción.

2004-09-22   |   783 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 39 Núm.3. Julio-Septiembre 1996 Pags. 108-110 Rev Fac Med UNAM 1996; 39(3)