Parvovirus B19:

Nuevo miembro de un grupo en expansión 

Autor: Aristi Urista Gerardo

Fragmento

Por mi parte, en el fondo no estoy seguro de que el hombre sea, como dice, el rey de la naturaleza; es más bien el tirano que la destruye. Tiene que aprender mucho, pienso, de las sociedades animales, las cuales son más viejas que la suya y de infinita variedad. Romain Rolland (1866-1944) Mucho tiempo antes de que los humanos pusieran un pie sobre la Tierra, algunos microorganismos tenían ya millones de años de vivir e interactuar en ésta. Es muy probable que a partir de algunos de ellos incluso hayan evolucionado todas las variedades de células eucariotas superiores y, por ende, el hombre. Antes del siglo XVII los seres vivientes más pequeños conocidos eran los insectos. Nadie pensaba que existieran criaturas tan pequeñas que no pudieran verse. Un comerciante de telas de la ciudad de Delft, Antonie van Leeuwenhoek, que era un pulidor de lentes aficionado, fue el primero en contemplar seres vivientes demasiado diminutos para ser observados a simple vista. Con un microscopio simple fabricado por él mismo, descubrió, en 1675, los protozoarios que él denominó “animálculos” y, un año después, divisó los “gérmenes” que hoy conocemos como bacterias.

Palabras clave: .

2002-12-17   |   850 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 65 Núm.1. Enero-Marzo 2002 Pags. 5-6. Rev Med Hosp Gen Mex 2002; 65(1)