Alimentación temprana por succión en prematuros con peso menor de 1,800 g

Autores: Nieto Sanjuanero Adriana, Rodríguez Balderrama Isaías, Garrido Garza Deborah, Abrego Moya Valdemar

Resumen

Antecedentes: El soporte nutricio adecuado continúa siendo un reto significativo en el prematuro. Alcanzar una alimentación enteral completa, consistente y por succión es el objetivo de las unidades de cuidado intensivo neonatal. Objetivos: Demostrar que la transición a la alimentación por succión en prematuros que no han alcanzado los 1,800 g no retrasa la ganancia de peso, al contrario, se acorta la estancia hospitalaria y se disminuye el costo para la institución. Material y métodos: Es un estudio observacional y ambispectivo que compara dos cohortes: una prospectiva y otra de controles. Se realizó transición a alimentación por succión al alcanzar los requerimientos de 150 cc/kg/día mediante sonda orogástrica en prematuros menores de 1,800 g que se alimentaban por vía enteral; el grupo control lo hizo de manera tradicional al alcanzar un peso de 1,800 g. Ambos grupos mostraron características similares en sus variables basales, como: inicio de la vía oral, inicio de la succión, peso al succionar, aumento diario de peso, cantidad máxima de leche tolerada, duración de la estancia hospitalaria, y peso y edad corregida al egreso. Para el análisis estadístico, se utilizaron promedios con desviación estándar y para las comparaciones se emplearon las pruebas de la t de Student y la ji al cuadrado. Resultados: Se compararon dos grupos de 70 neonatos y se encontró que el grupo que inició la succión tempranamente mostró mejores resultados en los siguientes parámetros: la succión se inició tempranamente (10.4 ± 8.3 vs 29.3 ±13.1 días); el peso al iniciar la succión fue menor (1,485 ± 191.2 vs 1,803.7 ± 83.4 g); el incremento ponderal diario fue mayor en el grupo alimentado por succión (18.7 ± 8.7 vs 10.8 ± 4.7 g); la estancia hospitalaria fue menor (27 ± 11.8 vs 34.8 ± 13.2 días); y el peso al egreso fue menor (1,791.1 ± 93.3 vs 1,950.1 ± 94.9 g).Todas las diferencias tuvieron significancia estadística (p < 0.001). Conclusiones: se concluye que iniciar la alimentación por succión en prematuros con un peso menor a 1,800 g y edad corregida igual o mayor a 34 semanas no afecta la ganancia de peso, al contrario, el incremento ponderal es más rápido. Esto permite acortar el tiempo de estancia y los costos para la institución.

Palabras clave: Neonato alimentación temprana y succión.

2004-10-19   |   4,733 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 6 Núm.24. Julio-Septiembre 2004 Pags. 172-175 Med Univer 2004; 6(24)