Carta al editor

Autor: Baptista González Héctor Alfredo

Fragmento

He tenido la oportunidad de leer el artículo Análisis del uso clínico de la hemotransfusión. Por lo que me permito hacer los siguientes comentarios: La palabra hemotransfusión, es un barbarismo. En nuestro lenguaje se tiene la palabra transfundir, proveniente del latín transdunfere, que cuando se emplea en medicina se refiere al acto de realizar una transfusión. Mientras que transfusión (del latín transfusio), se refiere a la acción de pasar directa o indirectamente la sangre o plasma sanguíneo de las arterias o venas de un individuo a las arterias o venas del otro. El prefijo hemo (derivado del griego), significa sangre. Lo que termina en la repetición del mismo concepto. Es decir, en medicina lo único que se transfunde es sangre. Todas las demás palabras simples o compuestas son pleonasmos o barbarismos (hemotransfusión, transfusión de sangre, hemocomponentes de la sangre, etc.).

Palabras clave:

2004-10-19   |   635 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 51 Núm.3. Julio-Septiembre 2004 Pags. 182-183 Rev Mex Patol Clin 2004; 51(3)