Resumen

La ciencia y arte de la radioprotección, más apropiadamente llamada física sanitaria, creció en forma paralela con el perfeccionamiento del uso de los rayos “X” y de la radiactividad. Los rayos “X”, descubiertos por el físico alemán Wilhelm Conrad Röntgen, el 8 de noviembre de 1895, se conocieron en todo el mundo poco después del comienzo del año 1896. Los científicos y la gente común fueron igualmente cautivados por los misteriosos rayos capaces de atravesar la materia; diarios y revistas proveyeron al público de numerosas historias acerca de sus propiedades, algunas reales, otras totalmente descabelladas. Inevitablemente, el uso diseminado y sin ningún tipo de restricciones de las radiaciones ionizantes condujo a francas lesiones que, al principio, no eran atribuidas a los mismos rayos, sino a la electricidad, a problemas técnicos, etc. Pero mientras que algunos investigadores ignoraban la causa de las lesiones en la piel que podían constatar, otros comenzaron a relacionar a las radiaciones con las quemaduras y se abocaron a idear rápidamente distintas formas de protección.

Palabras clave: Radioprotección radiosensibilidad radiactividad dosis Röntgen.

2004-11-08   |   1,792 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 58 Núm.4. Julio-Agosto 2004 Pags. 302-315 Rev Sanid Milit Mex 2004; 58(4)