Meningitis bacteriana en recién nacidos.

Experiencia en el Instituto Nacional de Perinatología de 1990 a 1999 

Autores: Reyna Figueroa Jesús, Ortiz Ibarra Federico Javier, Plazola Camacho Noemí Guadalupe, Limón Rojas Ana Elena

Resumen

Introducción: Objetivo: Describir la etiología, características clínicas y valores de laboratorio encontrados en recién nacidos a los que se les diagnosticó meningitis bacteriana en el Instituto Nacional de Perinatología (INPer) de 1990 a 1999. Material y métodos: Se obtuvieron los registros y resultados de cultivos de recién nacidos considerados sépticos a quienes se les solicitó cultivo de líquido cefalorraquídeo, mediante la revisión de los archivos del Laboratorio de Microbiología de enero de 1990 a diciembre de 1999. Después se revisaron los expedientes clínicos de pacientes recién nacidos de término y pretérmino a los que se diagnóstico meningitis bacteriana. Se buscaron datos como edad al momento del diagnóstico, edad gestacional, peso, talla, características clínicas reportadas y valores de laboratorio en la biometría hemática, cuantificación de glucosa sérica, citoquímico y citológico del líquido cefalorraquídeo. Los resultados se analizaron mediante estadística descriptiva. Resultados: Un total de 4052 muestras se procesaron en búsqueda de agentes bacterianos; de los cuales, 241 (7.6%) desarrollaron crecimiento de algún microorganismo. Staphylococcus coagulasa negativa fue la bacteria aislada con mayor frecuencia en 43.8% de ellos. La ictericia (37.5%) fue la principal manifestación clínica encontrada en esos pacientes. Los datos fueron analizados con estadística descriptiva. Conclusiones: S. epidermidis es el principal agente aislado en pacientes hospitalizados en las unidades de cuidados neonatales del INPer. Ictericia y dificultas respiratoria fueron las manifestaciones clínicas encontradas con mayor frecuencia.

Palabras clave: Meningitis neonatal líquido cefalorraquídeo recién nacido Staphylococcus.

2004-11-09   |   5,800 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 61 Núm.5. Septiembre-Octubre 2004 Pags. 402-411 Bol Med Hosp Infant Mex 2004; 61(5)