VIII. Evolución epidemiológica del cáncer de piel no melanoma

Autor: Seijo Cortés José Avelino

Fragmento

El cáncer de piel en México y en todo el mundo va en aumento, para explicar esto se han invocado factores como la exposición indiscriminada a las radiaciones solares; especialmente a las de tipo ultravioleta (UV),1 y la migración (Australia). El sol emite grandes cantidades de radiaciones UVC (200-290 nm de longitud de onda), UVB (290-310 nm) y UVA (310 a 400 nm) pero sólo UVA y una mínima proporción de UVB penetran el ozono y alcanzan la superficie terrestre.2 La capa de ozono se divide en dos: el ozono superior (estratosférico) ubicado entre 10 y 50 Km sobre el nivel del mar y el ozono inferior (troposférico) en los primeros 10 Km por arriba del nivel del marino. El daño a la capa superior de ozono provocado por las moléculas de clorofluorocarbono liberadas a la atmósfera y el incremento en la exposición terrestre a las mismas radiaciones ultravioleta 2 inciden en el número de casos de cáncer de piel que se ven año con año.3 Lo cual se relaciona con la inquietud ambientalista mundial respecto al daño a la capa de ozono.

Palabras clave:

2004-11-11   |   1,843 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 139 Núm.1. Enero-Febrero 2003 Pags. 45-46. Gac Méd Méx 2003; 139(1)