Citología vaginal: la importancia de la zona de transformación y cómo obtener una muestra adecuada

Autor: Ortíz Mendoza Carlos Manuel

Fragmento

Sr. Editor de la Gaceta Médica de México me atrevo a enviar algunas observaciones del artículo titulado "Citología vaginal: la importancia de la zona de transformación y cómo obtener una muestra adecuada" del Dr. José de Jesús Curiel-Valdés.1 En el citado artículo se señaló que "la citología vaginal tiene una baja sensibilidad y especificidad". Esta frase me indica que para el autor la citología cervical-vaginal (CCV) es un estudio de utilidad dudosa, dado que al tener una baja sensibilidad y especificidad no es capaz de identificar en forma confiable la presencia del carcinoma cérvicouterino. Sin embargo, ¿en realidad la CCV es un procedimiento de poca valía?. La respuesta contundente a esta pregunta se encuentra en hechos que se pueden corroborar fehacientemente, como son que la CCV logró disminuir sensiblemente la mortalidad por carcinoma cérvico-uterino invasor (mucho antes del Sistema Bethesda y no a partir de él como aseguró el Dr. Curiel-Valdés) en los Estados Unidos de América, Islandia y Finlandia en donde es una práctica recomendada,2 y cuyo uso apoya la Organización Mundial de la Salud.3

Palabras clave:

2004-11-12   |   3,839 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 139 Núm.1. Enero-Febrero 2003 Pags. 97-99. Gac Méd Méx 2003; 139(1)