Fragmento

Desde que disminuyó la frecuencia del sarampión en México, la varicela es la causa más común de exantema viral en la infancia, que ocasiona complicaciones neurológicas. El diagnóstico clínico se basa en la presencia de lesiones cutáneas características y apoyado frecuentemente por el antecedente de contacto reciente con un caso de varicela. La varicela generalmente comienza con un síndrome prodrómico de malestar y letargia de 12 a 24 h, seguido de hipertermia y exantema vesicular generalizado. Las lesiones típicas aparecen primero en la piel de la cabellera, la cara y el tronco que en pocas horas evolucionan de una mácula eritematosa a una vesícula. La fiebre, el prurito, el dolor de garganta, la irritabilidad, la cefalea, y el malestar general, son síntomas prominentes de la fase aguda y persisten durante cinco a seis días después de la aparición de la erupción. Aparecen nuevas lesiones durante uno a seis días; más tarde se presentan lesiones en las extremidades. Cuando las lesiones empiezan a reducirse, el líquido vesicular se vuelve turbio y las lesiones presentan aspecto umbilicado.

Palabras clave:

2004-11-16   |   4,020 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 25 Núm.5. Septiembre-Octubre 2004 Pags. 317-325 Acta Pediatr Méx 2004; 25(5)