V. Conclusiones

Autor: Lifshitz Guinzberg Alberto

Fragmento

Un insumo básico del trabajo clínico es la información, la que deriva de dos fuentes: el paciente mismo por un lado, y las publicaciones científicas por el otro. Aquí se ha hablado de la consulta a las publicaciones a propósito de las necesidades del paciente, abarcando las preguntas que surgen de una práctica reflexiva, la búsqueda de respuestas, el análisis crítico de la información, la transferencia, la aplicación y la evaluación. El movimiento de la Medicina Basada en Evidencias ha planteado una práctica clínica que considere la mejor alternativa existente para cada enfermo, alternativa que con alguna frecuencia tiene que ser rastreada en las fuentes de información. No se trata tan sólo de tomar decisiones con una base bibliográfica puesto que esto se puede hacer consultando un trabajo único, o sólo la literatura accesible, la más reciente o la más difundida. Implica no nada más hacer una búsqueda inciden tal sino una específica, un análisis crítico que considere la calidad de evidencia y la aplicabilidad del conocimiento y, finalmente, una transferencia a las condiciones del paciente en cuestión.

Palabras clave:

2004-11-19   |   1,101 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 135 Núm.6. Noviembre-Diciembre 1999 Pags. 608-609 Gac Méd Méx 1999; 135(6)