La revolución de la bioética. Su influencia sobre la ética médica

Autor: Lifshitz Guinzberg Alberto

Fragmento

Introducción Entre los cambios importantes que ha experimentado el ejercicio de la medicina a partir de la segunda mitad del siglo XX se tienen que considerar una diferente visión de la ética médica a partir del movimiento de la bioética y una nueva actitud de la sociedad hacia los servicios de salud, derivada de una mayor conciencia de los derechos de los pacientes y de una más amplia difusión de los conocimientos médicos. En los últimos años han surgido cuestionamientos fundamentales, muchos de los cuales se ubican en el campo de intersección entre la biología y la ética, que develan las limitaciones de la ética tradicional y plantean la necesidad de nuevos enfoques. La ética no es, por supuesto, un asunto nuevo, sus raíces tienen miles de años, entendida como reflexión sobre la conducta moral del ser humano y como definición de estándares en torno a esta conducta. La ética médica, por su parte, tiene también una historia de al menos 2,500 años y muchos de sus preceptos y la mayor parte de sus principios y valores mantienen su vigencia, a pesar de los enormes cambios que ha sufrido la práctica de la medicina y la sociedad en general. Sin embargo, a partir del progreso médico también se ha hecho evidente que, en muchos casos, las viejas reglas resultan insuficientes y algunas hasta obsoletas. En otras palabras, que el avance científico y tecnológico han llevado una velocidad vertiginosa, en desproporción con las reflexiones y las normas éticas, que no han avanzado con la misma rapidez. Con ello se ha puesto en evidencia que una ética basada sólo en preceptos, declaraciones, códigos, juramentos o reglas, sobre todo si se generaron en épocas pasadas y, a menudo, sin consensos, resulta insuficiente ante la dinámica de la ciencia y la tecnología, la atención a la salud y el desarrollo social porque, con frecuencia, surgen situaciones inéditas, no previstas en los documentos de la ética normativa, para las que se tiene que improvisar una respuesta. Por lo que hoy en día los médicos están, en muchas ocasiones, desarmados ante las complejas decisiones éticas a asumir. Los nuevos desafíos, como la fertilización in vitro. la clonación, la manipulación de la muerte o del genoma humano no tienen precedente en los viejos textos sobre ética, ni siquiera fueron imaginados cuando se redactaron.

Palabras clave:

2005-01-11   |   3,622 visitas   |   3 valoraciones

Vol. 18 Núm.6. Noviembre-Diciembre 2002 Pags. 307-312 Med Int Mex 2002; 18(6)