Resumen

Antecedentes: La hipertensión inducida por el médico se llama hipertensión de bata blanca (HBB), ocurre en 25% de la población geriátrica de nuestro país con diagnóstico de hipertensión sistólica aislada (HSA). Objetivo: Determinar la utilidad de la automedición de la presión arterial (AMPA) para detectar la prevalencia de la HBB en pacientes con HSA en nuestro servicio. Material y métodos: Después de un periodo de lavado de dos semanas, 80 pacientes ancianos con diagnóstico previo de HSA realizaron AMPA durante tres días en su casa (al despertar y tres veces al día). Quienes presentaron cifras de presión < 135/85 mmHg realizaron un segundo proceso de automedición un mes después y, si continuaban con tales cifras, otra AMPA cuatro semanas después. Resultados: Todos los pacientes completaron los registros solicitados, 20 (25%, 18 mujeres, RR 2.6) resultaron con cifras tensionales normales en su casa mediante AMPA en los tres procedimientos. Conclusiones: La automedición de la presión demostró que la HBB sucede en 25% de los pacientes geriátricos de nuestro hospital. Éste es un buen método de diagnóstico, lo que es importante no sólo para realizar uno adecuado de HSA, sino también para evitar el uso innecesario de fármacos antihipertensivos.

Palabras clave: Pacientes geriátricos hipertensión de bata blanca hipertensión sistólica asociada.

2005-01-14   |   894 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 17 Núm.4. Julio-Agosto 2001 Pags. 173-177 Med Int Mex 2001; 17(4)