¿Falta de ética de la asociación médica mundial y de otros organismos internacionales?

Autores: García Romero Horacio, Casas Martínez María de la Luz

Fragmento

En 1997, Lurie y Wolfe denunciaron en la revista New England Journal of Medicine a un grupo de médicos, auspiciados por la industria farmacéutica, que habían realizado 15 investigaciones en países subdesarrollados, que incluían procedimientos que faltaban a todos los códigos éticos que a partir de los juicios Nuremberg daban sustento moral a la investigación. Se trataba de estudios en los que se investigaban un medicamento nuevo o dosis alternativas de alguno conocido para evitar la transmisión perinatal del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). El grave problema ético consistió en que en estos estudios se emplearon como grupos testigos (controles) de la investigación a mujeres embarazadas infectadas con VIH a las que se les administró un placebo. Desde 1994 se sabía que un régimen intenso con zidovudine (AZT) aplicado a la mujer infectada durante los últimos meses de su embarazo y en el parto, puede reducir drásticamente la transmisión vertical del VIH al recién nacido. El reporte original de Connor y colaboradores. Señalaba una disminución de 25.5 a 8.3%. A partir de 1995, añadiendo otras medidas (cesárea antes del trabajo de parto, medicación al recién nacido y supresión de la lactancia materna), la transmisión vertical del VIH se redujo 1 a 2%.

Palabras clave: Investigación medicamento virus placebo.

2005-02-04   |   2,552 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 140 Núm.6. Noviembre-Diciembre 2004 Pags. 667-670 Gac Méd Méx 2004; 140(6)