El Posgrado médico y la Radiología

Autores: Graue Wiechers Enrique, Ruiz Pérez Leobardo C, Narro Robles José

Fragmento

Queremos agradecer a los editores la oportunidad que nos brindan de dirigirnos a los radiólogos del país a través de esta prestigiosa revista y exponer así, algunos escenarios educativos en la Radiología. El entorno educativo de la licenciatura en Medicina La enseñanza tradicional de la medicina durante la mayor parte del siglo XX se vió influenciada por lo que se le ha dado en llamar el modelo Flexneriano. En él, el estudiante se sujeta a un conjunto de conocimientos de ciencias básicas necesarios para entender los procesos fisiopatológicos de la enfermedad. Este núcleo de conocimientos se agrupa en los primeros dos años de la carrera. Posteriormente, en un periodo de igual duración, el estudiante de medicina se incorpora a los hospitales y centros de salud para aprender a reconocer los procesos patológicos más frecuentes a través de la práctica clínica cotidiana, así como a identificar los usos de los auxiliares de diagnóstico y el manejo terapéutico más recomendado. Finalmente, en un último ciclo antes de su graduación, el estudiante cursa un periodo de entrenamiento hospitalario en donde aplica los conocimientos adquiridos durante los años de preparación en un modelo al que se le ha dado en llamar internado. En México, a partir de 1936, se agregó a este modelo educativo un año de servicio social. Este año permite al estudiante reconocer la realidad social y sus condicionantes epidemiológicas, además de prestar atención médica a una comunidad rural. El año de servicio social produjo un mejoramiento de las condiciones sanitarias del país al dispersar, por todo el territorio, a un gran número de médicos generales, promotores efectivos de la salud, que en muchos casos regresaron a ejercer y se avecindaron en los incipientes núcleos urbanos.

Palabras clave:

2005-03-11   |   1,573 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 3 Núm.4. Octubre-Diciembre 2004 Pags. 229-237 An Radiol Mex 2004; 3(4)