Fragmento

Objetivo del tratamiento El objetivo es evitar la expresión de la enfermedad, reducir las complicaciones causadas por ella, con incremento en la duración y calidad de la vida. Aunque el mayor beneficio sobre la reducción del riesgo relativo se obtiene con el logro de las metas de presión arterial, se requiere ver al individuo como un todo e intervenir en forma global los factores de riesgo y las enfermedades coexistentes para obtener el máximo beneficio. Por qué tratar la hipertensión arterial sistémica La HAS es la causa más prevalente que explica la mayor parte de los eventos responsables de la morbilidad y la mortalidad cardiovascular. La reducción del riesgo relativo de eventos fatales y no fatales, al comparar los pacientes tratados vs los no tratados o con tratamiento placebo es la justificación más poderosa para tratar la HAS, como se muestra en el cuadro 3-I. El tratamiento de la hipertensión arterial debe individualizarse en base no sólo a los valores de la pre- sión arterial, sino de acuerdo al nivel de riesgo de cada paciente, para lo cual debe considerarse la relación entre los valores de la PA, los factores de riesgo cardiovascular asociados y la coexistencia de otras condiciones clínicas.

Palabras clave:

2005-04-23   |   936 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 16 Núm.1. Enero-Marzo 2005 Pags. 19-27 Rev Mex Cardiol 2005; 16(1)