Estigma y origen de la endotropía congénita

Autor: Gallegos Duarte Martín

Resumen

Objetivo: Determinar los elementos nosológicos básicos que permiten conocer, de manera precisa, que una endotropía es de origen congénito independientemente de la edad en que se presente o se diagnostique, y cómo es que interactúan estos elementos para comprender mejor la génesis de la endotropía congénita (EC). Material y métodos: Estudio prospectivo, longitudinal, observacional y descriptivo de pacientes con EC, a quienes se les realizó historia estrabológica completa. Se analizó el estado sensorial, refractivo y motor: versión horizontal y vertical, hiper e hipofunciones, refracción, movimientos disociados, tipo de nistagmo, tortícolis, capacidad visual, pruebas de fusión, detección y medición del grado de ambliopía. Se realizó además videofilmación del movimiento lento de versión horizontal tanto en condiciones mesópicas como escotópicas por medio de luz infrarroja así como electroculografía (EOG). Resultados: Se analizaron 65 pacientes con EC, en quienes se identificaron y analizaron los cuatro elementos clínicos más característicos para determinar el origen congénito de una endotropía: Limitación de la abducción (LABD) en 95.4%, incomitancia horizontal (IH) en 67.7%, desviación vertical disociada (DVD) en 66.15% y nistagmo latente (NL) en 60%. El coeficiente de intensidad de relación calculado por Q de Yule fue de 0.5342. Conclusiones: Se demuestra la certitud diagnóstica de EC a partir de la correlación de cuatro elementos clínicos básicos que determinan el estigma congénito independientemente de la edad del paciente.

Palabras clave: Endotropía congénita incomitancia horizontal nistagmo electrooculograma videofilmación estigma congénito.

2005-07-25   |   3,405 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 79 Núm.1. Enero-Febrero 2005 Pags. 10-16 Rev Mex Oftalmol 2005; 79(1)