Bypass gástrico laparoscópico-robótico de una sola anastomosis:

Resultados preliminares sobre 300 casos 

Autores: Carbajo Caballero Miguel A, García Caballero Manuel, Ortiz de Solórzano Javier, Osorio Diego, García Lanza Cándido

Resumen

Objetivos: El bypass gástrico de una sola anastomosis (BGUA), consiste en la construcción de un largo y estrecho reservorio gástrico de unos 20-25 cc desde la unión gastroesofágica hasta el final de la curvatura menor gástrica a nivel de la “pata de ganso”. Dicho reservorio es anastomosado en posición latero-lateral a un asa yeyunal excluida al paso alimentario entre 200-250 cm distal al ángulo de Treitz. Nuestros primeros 300 casos son analizados y expuestos sus resultados. Material y métodos: Entre julio-2002 y mayo-2005, fueron operados 300 pacientes a quienes se modificó el convencional bypass gástrico proximal en Y de Roux en bypass gástrico de una sola anastomosis. La edad media fue de 40 años (14-72); IMC medio de 46 (36-86) y el exceso de sobrepeso medio de 62 (35-220). En 86 pacientes el BGUA fue acompañado de otras cirugías simultáneas (32 colecistectomías, 10 eventroplastias, 1 apendicectomía, 1 tumor parietal gigante, 2 hemangiomas hepáticos y 56 adhesiólisis intraabdominales complejas). En 10 pacientes se reconvirtió de otras cirugías bariátricas previas a BGUA. Resultados: En dos casos (0.6%) hubo necesidad de reconvertir a minilaparotomía por hemorragia no controlable (una en el interior del reservorio gástrico). Cuatro pacientes (1.3%), necesitaron reoperación en el posoperatorio inmediato. En seis casos (2%), fue necesaria una mayor estancia hospitalaria debido a una pancreatitis aguda en una paciente y fugas anastomóticas o de la transección gástrica en el resto. Dos pacientes super-mórbidos fallecieron (0.6%), en un caso por tromboembolismo fulminante y en otro por neumonía nosocomial incontrolable. Complicaciones a largo plazo han tenido lugar en sólo dos pacientes (0.6%) que desarrollaron anemia ferropénica severa y precisaron administración endovenosa de Fe++. La media del porcentaje de pérdida de peso fue del 75% en el primer año y superior al 80% en los pacientes que ya superaron los dos años. Conclusión: El BGUA es un procedimiento relativamente sencillo, rápido, seguro y muy efectivo en el control y tratamiento de la obesidad mórbida. Tiene menor riesgo y complicaciones perioperatorias y a distancia que el bypass gástrico convencional, un rápido retorno a la actividad habitual, sin restricciones dietéticas y óptima calidad de vida.

Palabras clave: Obesidad mórbida cirugía bariátrica mini gastric bypass pérdida de peso.

2005-09-01   |   13,867 visitas   |   4 valoraciones

Vol. 6 Núm.1. Enero-Marzo 2005 Pags. 5-10 Rev Mex Cir Endoscop 2005; 6(1)