Dilemas éticos en perinatología.

Segunda parte 

Autores: Gómez Gómez Celina, Danglot Banck Cecilia, Gómez Gómez Manuel

Fragmento

El no realizar intervenciones fútiles en neonatos Con el recién nacido en ocasiones se deben hacer recomendaciones de formas apropiadas de tratamiento cuando la muerte parece ser inminente. Aunque con frecuencia es, emocionalmente, más difícil de aceptar la muerte de un neonato, los pediatras deben en ocasiones recomendar que ciertas intervenciones no estén indicadas porque son fútiles, ya que proporcionan un beneficio mínimo o ninguno o porque representan molestias desproporcionadas en relación a los beneficios. Caso 1. Se obtiene un feto por aborto espontáneo a las 21 semanas de gestación, pesando 350 g, y con asfixia grave al nacer. Caso 2. Keny nació a las 23 semanas de gestación pesando 590 g. En la sala de parto fue intubada y puesta en un ventilador. La puntuación de Apgar fue de 2 al minuto y de 5 a los 5 minutos. Desarrolló enfermedad de membrana hialina severa y se le inició tratamiento con surfactante. Inicialmente estuvo en ventilador a alta presión con 80% de oxígeno, posteriormente se disminuyó a 30%. Se observó que la fontanela anterior de Keny estaba tensa y el ultrasonido cerebral reveló una hemorragia intracerebral grado IV asociada a leucomalacia periventricular. En el quinto día de vida se le realizó una cirugía para remover el tejido necrótico de una pequeña porción del píloro al colon. La recién nacida desarrolla una superinfección por Candida.

Palabras clave: Intervenciones fútiles neonatos.

2005-09-06   |   3,488 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 72 Núm.4. Julio-Agosto 2005 Pags. 191-198 Rev Mex Pediatr 2005; 72(4)