Resumen

Antecedentes: Las pruebas terapéuticas con inhibidores de bomba de protones (IBP) han mostrado tener una utilidad diagnóstica apropiada y ser costo-efectivas. Pocos estudios han comparado la prueba con IBP con la pHmetría esofágica de 24 horas (pH-24) en pacientes con enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) no erosiva (ERNE). Además, la utilidad del rabeprazol como prueba diagnóstica no ha sido evaluada previamente. Objetivo: Investigar la utilidad de la prueba con rabeprazol en el diagnóstico de la ERNE. Material y Método: Se realizó un ensayo clínico abierto, en el cual se incluyeron a pacientes con ERNE con pirosis por lo menos tres veces por semana. A todos se les realizó evaluación sintomática, antes, durante y al final de siete días de tratamiento con rabeprazol 20 mg dos veces al día (prueba de rabeprazol). A todos se los midió el pH esofágico y el índice de síntomas (IS) mediante pH-24 al inicio de la prueba. Los pacientes fueron clasificados en tres grupos: 1) pH anormal, 2) pH normal e IS positivo y 3) pH normal e IS negativo. Se consideró una prueba de rabeprazol positiva cuando hubo mejoría de más de 50% de los síntomas al final del tratamiento. Se calcularon sensibilidad, especificidad, valores predictivos y razón de verosimilitud considerando a la pH-24 como el estándar de oro. Resultados: Se estudiaron 64 pacientes, 47 (72%) mujeres. El 44% tuvo pH normal, 29% con IS positivo y 71% con IS negativo. La sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo, valor predictivo negativo y la razón de verosimilitud positiva de la prueba de rabeprazol fue de 82%, 47%, 78%, 52% y 1.406, respectivamente. No se reportaron efectos adversos durante la prueba. Conclusiones: La prueba de rabeprazol 20 mg dos veces al día por siete días es una prueba sencilla, útil en la evaluación diagnóstica de los pacientes con ERNE.

Palabras clave: ERGE ERNE rabeprazol prueba con IBP.

2005-11-01   |   2,160 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 70 Núm.3. Julio-Septiembre 2005 Pags. 276-283 Rev Gastroenterol Mex 2005; 70(3)