Asma y reflujo gastroesofágico.

Correlación diagnóstica entre gamagrafía y endoscopía digestiva 

Autores: Soria González José Enrique, Gómez Vera Javier, Cruz Parada María del Carmen, Flores Sandoval Graciela, Orea Solano Modesto

Resumen

Antecedentes: La prevalencia del reflujo gastroesofágico entre asmáticos se estima en la actualidad entre 33 y 89%. Los síntomas del reflujo gastroesofágico pueden ser clásicos o atípicos y 30% de los pacientes tendrán reflujo silencioso. En la actualidad se considera como estándar de oro al monitoreo del pH esofágico de 24 horas y a la endoscopía digestiva y la biopsia, determinándose una menor sensibilidad a la gamagrafía gástrica pero quizá una mayor utilidad diagnóstica en relación con su disponibilidad y facilidad de acceso. Objetivo: Comunicar los resultados de un estudio comparativo que reporta la sensibilidad-especificidad del gamagrama gástrico en relación con la endoscopía digestiva y los hallazgos de la biopsia. Método: Seleccionar de la consulta externa del servicio de alergia e inmunología a todo paciente asmático de difícil control no mayor de seis años de edad. Determinar la gamagrafía gástrica y posteriormente la panendoscopía con toma de biopsia. Integrar la sensibilidad-especificidad para gamagrafía. Resultados: Se estudió a 44 pacientes en un lapso de ocho meses; el rango de edad estuvo entre 1.4 y 6 años. El gamagrama gástrico fue positivo en 25 pacientes (56.8%) y negativo en 19 (43.1%). El estudio endoscópico demostró la existencia de incompetencia del hiato en 33 (75%) pacientes, esofagitis de grado variable en 20 pacientes (45.4%), gastritis en 8 (18.1%) y endoscopía normal en 8 (18.1%). Los hallazgos histopatológicos fueron: esofagitis de grado variable en 33 pacientes (75%), gastritis crónica en dos pacientes (4.5%), esófago de Barrett en 2 pacientes (4.5%) y estudio histopatológico normal en 7 (15.9%). De los 44 pacientes, 81.5% mostraron significativo reflujo. Se integra una sensibilidad y especificidad de gamagrafía gástrica de 71.4 y 54.2%, respectivamente. Conclusiones: El gamagrama gástrico aporta una sensibilidad media pero aceptable para el estudio diagnóstico inicial de reflujo gastroesofágico. En asmáticos de difícil control se debe considerar inicialmente la endoscopía digestiva. En todo paciente asmático siempre debe tomarse en cuenta la probabilidad de reflujo gastroesofágico.

Palabras clave: Reflujo gastroesofágico asma bronquial.

2002-12-21   |   2,651 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 48 Núm.2. Marzo-Abril 2001 Pags. 48-55 Rev Alergia Mex 2001; 48(2)