Fragmento

I. INTRODUCCIÓN Y ANTECEDENTES A) Definición El dolor torácico es un síntoma frecuente por el cual el paciente suele acudir a consulta, la forma de apreciación de las características del dolor va a depender de múltiples factores; entre ellos podemos citar el nivel sociocultural, el origen anatómico del dolor, la intensidad. Por ello la percepción del dolor es subjetiva y suele ser variable. Cuando el dolor es intenso, genera angustia en el paciente, dificultando aun más su diagnóstico correcto, pues un dolor intenso aunque no necesariamente sea así, suele relacionarse con un padecimiento grave. A pesar de los adelantos tecnológicos, los cuales no siempre están disponibles en todos los niveles de atención médica, el método más eficaz sigue siendo la elaboración de la historia clínica, con una adecuada semiología del dolor torácico para integrar síndromes clínicos y la exploración física orientada a la patología que queremos identificar. Se complementa con estudios de laboratorio y gabinete.

Palabras clave:

2006-01-18   |   1,349 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 16 Núm.38. Enero-Marzo 2006 Pags. 27-40 Rev CONAMED 2006; 11(1)