El Error Médico:

Eventos adversos 

Autor: Aguirre Gas Héctor G.

Fragmento

Introducción La misión central de la profesión médica es participar en el proceso de atención a los enfermos, con el propósito de contribuir a la recuperación de su salud. Dentro de este concepto está inmerso el precepto señalado por Hipócrates, de “primero no hacer daño”, o la premisa de Avedis Donabedian de buscar el máximo beneficio de los pacientes, con el mínimo riesgo, y actualmente dentro de los principios éticos de la práctica, se señala en primer lugar al principio de beneficencia, que a través de varios preceptos, nos conduce a buscar el beneficio del paciente como propósito fundamental, llevando implícito el principio de no maleficencia, es decir, evitar cualquier acción que pudiera causarle daño. Sentadas estas premisas, se hace evidente el compromiso del médico de prevenir y evitar cualquier acto médico que pudiera ocasionar daño al paciente.

Palabras clave:

2006-02-01   |   707 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 14 Núm.37. Octubre-Diciembre 2005 Pags. 36-41 Rev CONAMED 2005; 11(4)