Resumen

Introducción: Debido a la elevada frecuencia de este fenómeno en las grandes ciudades, este tipo de heridas representa un serio problema para los servicios de urgencias de los hospitales. Las lesiones genitales, por otro lado, son muy frecuentes y las laceraciones y caídas son la causa y efecto más comunes; sin embargo, las heridas testiculares de escroto y prepucio como consecuencia del ataque por un perro son raras. Material y métodos: Estudio retrospectivo y observacional realizado a través de expedientes de varones no mayores de 15 años en los que se integró en forma completa el caso y con diagnóstico definitivo de afección de genitales externos secundaria a agresión por un perro, en el que se analizaron entre otras variables: edad, procedencia, circunstancias, sitio y tipo de lesión. Resultados: Se estudiaron ocho pacientes entre los seis y los 12 años de edad en quienes se encontró lesión testicular, escrotal o prepucial debido a mordedura por perro. Cinco de los animales fueron mestizos y tres de raza rotweiller. Las circunstancias fueron diversas, en todos fue suiciente la reparación primaria y no hubieron complicaciones. Conclusiones: El grupo de pacientes es pequeño, sin embargo, se puede concluir que este tipo de eventos son de presentación dramática, de fácil manejo y buen pronóstico.

Palabras clave: Traumatismo genital mordeduras por perro niños.

2002-12-23   |   2,622 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 57 Núm.11. Noviembre 2000 Pags. 618-622 Bol Med Hosp Infant Mex 2000; 57(11)