Incidencia de recién nacidos prematuros extremos y factores de muerte determinantes

Autores: Aispuro Galarza Mariana, Guerra Tamez Alejandro, Hernández González María Adela, Gallegos Dávila José Alfredo, Rodríguez Balderrama Isaías

Resumen

Objetivo: Establecer la incidencia de recién nacidos prematuros extremos y los factores determinantes para su fallecimiento. Material y métodos: Estudio observacional, analítico, ambispectivo y comparativo. Se incluyeron todos los expedientes de recién nacidos en el Hospital Universitario Dr. José Eleuterio González, del año 2003 al 2004, que tuvieron peso extremadamente bajo al nacer (501 a 1,000 g). Se revisaron los expedientes y se dividieron en dos grupos: A (vivos) y B (muertos). Se analizaron variables generales, de morbilidad y mortalidad. Para las variables con significación estadística se estableció razón de momios. Resultados: Tuvieron peso extremadamente bajo 81 pacientes; la incidencia fue del 1.05%. .Al comparar el peso entre ambos grupos se encontró que del Grupo A sobrevivió la mayoría que pesó más de 750 g (p < 0.001). Cerca del 50% tuvo menos de 28 semanas de edad gestacional (p < 0.01). No se encontró significación estadística al comparar algunos datos, como: vía de nacimiento, género, control prenatal, madre adolescente, uso de esteroide prenatal y de surfactante. Al comparar la morbilidad de ambos grupos, se encontró que el de niños fallecidos tuvo mayor prevalencia de enfermedad de la membrana hialina y mayor grado de enfermedad de la membrana hialina 3 y 4 (p < 0.001); los fallecidos requirieron más de ventilación mecánica (p < 0.0001). Las variables con razón de momios más elevadas para morir (arriba de 10) fueron: menos de 28 semanas de edad gestacional (razón de momios 11.6), peso al nacimiento (razón de momios 10.9), ventilación mecánica (razón de momios 12.9) y enfermedad de la membrana hialina (razón de momios 16.9). La asfixia perinatal tuvo razón de momios de 3.5. Conclusiones: Los factores de riesgo para morir fueron: ser prematuro (menos de 28 semanas de edad gestacional), peso al nacimiento menor a 750 g, uso de ventilación mecánica, enfermedad de la membrana hialina y asfixia perinatal. Sólo 59% de los casos llevó control prenatal adecuado; la ausencia de este control provocó mal pronóstico en ambos grupos.

Palabras clave: Morbilidad mortalidad prematurez extrema.

2006-06-29   |   4,376 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 8 Núm.30. Enero-Marzo 2006 Pags. 22-27 Med Univer 2006; 8(30)