Resumen

Diversos estudios demuestran que el feto, cuatro meses antes de nacer, reacciona a los sonidos y a la luz. Es capaz de reconocer, después de nacer, ciertos estímulos frecuentes durante la gestación, como: los latidos del corazón y la voz de la madre, y la música que escuchaba. Los fetos que a través de su madre oían música de Mozart en el útero, cuando la vuelven a escuchar en la sala de partos sienten mayor tranquilidad y menor agresividad. Mozart fue un genio y lo más bello de su música es la impresión tan significativa que tiene en el desarrollo cognoscitivo, social y afectivo de quienes escuchan los maravillosos sonidos y ritmos de su música desde que están en el útero materno. Lo anterior está sustentado en experimentos científicamente controlados que revalorizan la comunicación entre la madre y el feto, la importancia que tiene la música en este vínculo.

Palabras clave: Desarrollo cognoscitivo afectividad música de Mozart periodo prenatal.

2006-11-14   |   5,768 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 74 Núm.8. Agosto 2006 Pags. 424-428 Ginecol Obstet Méx 2006; 74(8)