Organización y representación de la información:

el formato impreso y el hipertexto 

Autor: del Castillo Zayas Y. Mariela

Fragmento

Desde épocas inmemorables, el hombre ha sentido necesidad de representar las cosas que le rodean. Tanto fue así, que las primeras formas de representación de la información que se conocen son las pinturas rupestres, a éstas sucedieron las tabletas de arcilla, el papiro, los pergaminos y otros. Años más tarde, con el surgimiento del papel y la imprenta, apareció el libro impreso como forma superior de organizar y representar la información existente hasta el momento y crear las bases de una cultura que perdura actualmente. En este sentido, el profesional de la información enfrenta hoy múltiples retos, que exigen modificar la forma de pensar, basada en los cánones lineales que rigen el texto impreso. Se sabe que para transformar estos modelos de pensamiento, se necesita transitar por un proceso de adaptación que, en ocasiones, se dificulta, debido al fuerte arraigo que existe de aquello que genéricamente se denomina “cultura impresa”, un formato que ocupa aún un lugar importante en la transmisión de la información y el conocimiento. Con el desarrollo tecnológico, han surgido otros formatos para representar la información, entre ellos el hipertexto que desde su nacimiento, ha intentado romper los esquemas presentes en muchas personas cuya formación se sostuvo en el formato impreso. Se piensa que este posiblemente sea una evolución lógica del pensamiento humano.

Palabras clave:

2006-12-22   |   919 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 14 Núm.4. Julio-Agosto 2006 Pags. Acimed 2006; 14(4)