Fragmento

Mujer de 58 años, domiciliada en Vallenar, en tratamiento por hipertensión arterial. En octubre de 2000 consultó por dolor agudo en hipocondrio y flanco derecho. La tomografía computada (TAC) de abdomen mostró una lesión focal sólida, de 6.4 x 4.5 cm, en la unión de los segmento V y VIII, compatible con un tumor sólido primario. Re evaluada en nuestro Centro, la serología para virus B y C fue negativa y la a-feto proteína era normal. Reinterpretadas las imágenes como compatibles con un hemangioma cavernoso, con algunos signos de agresividad, se decidió mantener una observación estricta con estudios periódicos. Evolucionó asintomática. En enero de 2003, una TAC abdominal mostró la lesión de 7.2 x 4.2 cm, con retracción de la cápsula hepática. La Resonancia Magnética (RM) del hígado, señaló la naturaleza benigna de la lesión hemangiomatosa pese al crecimiento en el tiempo (7.9 x 5.3 cm); se decidió mantener la conducta expectante con con-troles. En una RM de junio de 2004 se observó que la lesión se había estabilizado en su crecimiento (8 x 5 cm). Sin embargo, persistió con dolor. Una RM de abdomen de junio de 2005 mostró un crecimiento del hemangioma a 10 x 5.6 cm. En su evolución no presentó alteraciones de la coagulación ni trombocitopenia.

Palabras clave:

2007-01-20   |   1,726 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 58 Núm.5. Septiembre-Octubre 2006 Pags. 322-324 Rev Chil Cir 2006; 58(5)