Resumen

La hemorragia digestiva de origen oculto se define por la incapacidad de precisar el sitio de sangrado después de una endoscopia alta y una colonoscopia. Corresponde al 5% de las hemorragias gastrointestinales. En estos pacientes la cintigrafía con glóbulos rojos marcados, la arteriografía y la enteroscopia intraoperatoria pueden contribuir al diagnóstico y a localizar el sitio de hemorragia. Se presenta un caso clínico de hemorragia digestiva baja de origen oculto. Corresponde a un varón de 56 años sin antecedentes mórbidos, que desde enero del 2000 presenta nueve episodios de sangrado digestivo con múltiples hospitalizaciones y transfusiones repetidas por anemia. En todas éstas se realizó una endoscopia alta y en tres oportunidades una colonoscopia, todas ellas normales. Además, se realizó un tránsito baritado de intestino delgado y una tomografía computada de abdomen también normales. Durante la última hospitalización se solicitó una cintigrafía con glóbulos rojos marcados que mostró una extravasación del radiofármaco en la fosa ilíaca derecha. Posteriormente se efectuó una arteriografía selectiva de arteria mesentérica superior que evidenció una extravasación en la fosa ilíaca izquierda en relación al intestino delgado. Se realizó una laparotomía exploradora encontrándose un tumor de intestino delgado a 60 centímetros de la válvula íleo cecal practicándose una resección en cuña, con lo que se observa una ulceración de la mucosa con un sangrado activo. Evolucionó en buenas condiciones, sin resangrado, y mantiene controles en policlínico. La biopsia mostró un tumor estromal gastrointestinal benigno.

Palabras clave: Hemorragia digestiva oculta tumor intestino delgado tumor estromal.

2007-03-26   |   1,503 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 55 Núm.5. Septiembre-Octubre 2003 Pags. 505-508 Rev Chil Cir 2003; 55(5)