Resumen

Las muertes por quemaduras plantean a la instrucción policial y al médico legista diversos problemas, entre los que se encuentran, determinar su causa medicolegal, es decir, si se trata de un homicidio, suicidio o accidente, pero para tan trascendental afirmación solo contamos con las versiones de testigo del hecho, sin contar con los elementos científicos que nos orienten, como pudiera ser algún indicador somático o de otro tipo. En tal caso nos preguntamos si existen variables que nos orienten en la causa medicolegal de la muerte. El propósito, por tanto, del trabajo consiste en evaluar un grupo de variables como posibles indicadores de la causa medicolegal de las muertes por llamas. El universo de trabajo fueron 135 fallecidos atendidos en el Centro Provincial de Medicina Legal de La Habana en el decenio 1994-2003, y la muestra la formaron 75 de ellos. Los resultados señalan que el 62% de los fallecidos fueron suicidios, el 32% accidentes y el 5% homicidios, con un predominio del sexo femenino. El suicidio tiene una media de 70 años, para el accidente es 45, y para el homicidio 58. El lugar del hecho más frecuente fue la casa. El agente causal más encontrado fue en primer lugar el alcohol y en segundo el queroseno; en el suicidio el alcohol fue el más empleado, mientras que en el accidente, por el contrario, el más causal fue el queroseno. En el homicidio solo se empleó el alcohol. Se concluye que no existe un solo indicador que nos pueda confirmar la etiología medicolegal de estas muertes, pero el conjunto de ellos sí nos puede señalar con bastante certeza la causa probable.

Palabras clave: Causa medicolegal quemaduras suicidio homicidio accidente porcentaje indicadores.

2007-03-27   |   2,462 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 22 Núm.4. Octubre-Diciembre 2006 Pags. Rev Cubana Med Gen Integr 2006; 22(4)