Manifestaciones clínicas y factores de riesgo para bacteriemia por Burkholderia cepacia en niños

Autores: Cardoso Hernández Gabriel, De Colsa Ranero Agustín, Zepeda Orozco Gabriela, Arzate Barbosa Patricia, González Saldaña Napoleón

Resumen

Introducción: Con mayor frecuencia se reconoce a Burkholderia cepacia como agente de bacteriemia nosocomial (BN) en niños. Este estudio describe las manifestaciones clínicas y analiza los factores de riesgo potenciales en un periodo de cinco años de BN por B. cepacia. Métodos: Estudio de casos y controles que analiza 80 casos de BN por B. cepacia comparados con 80 controles. Se analizaron características clínicas, de laboratorio, factores de riesgo, así como resistencia antimicrobiana y desenlace. Resultados: No se encontraron características clínicas y de laboratorio específicas. La mayoría de las cepas fueron sensibles a trimetoprima-sulfametoxazol (93.7%) y a meropenem (91.2%); menos de la mitad a ceftazidima (47.5%), a imipenem (38.7%) y a ciprofloxacino (18.7%). La mitad de casos se encontraban hospitalizados en un área de cuidados intensivos, gravemente enfermos y sometidos al menos a un procedimiento invasivo. La evolución fue favorable en 74 pacientes (84.5%) con una mortalidad global del 7.5%. Conclusiones: La bacteriemia por B. cepacia es de adquisición principalmente hospitalaria, con mayor frecuencia en pacientes graves sometidos a procedimientos invasivos. La incidencia de esta infección es baja, sin embargo, puede poner en riesgo la vida e incrementar los costos de atención hospitalaria por ser un microorganismo oportunista, de difícil manejo, con resistencia a una amplia gama de antibióticos; el tratamiento oportuno, dependiendo de los patrones de sensibilidad de cada institución, mejora las posibilidades de sobrevida de estos pacientes.

Palabras clave: Burkholderia cepacia infecciones por Burkholderia bacteriemia infección nosocomial infecciones por bacterias gram negativas.

2007-06-08   |   4,323 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 20 Núm.80. Abril-Junio 2007 Pags. 92-98 Rev Enfer Infec Pediatr 2007; XX(80)