Resumen

La vacunación es uno de los logros de la medicina para el control, la erradicación o ambos, de ciertas enfermedades infecciosas. Las vacunas contienen dosis antigénicas derivadas de microorganismos, sus toxinas o ambos; además, están compuestas de otras sustancias como sales de aluminio, gelatina, proteínas de huevo, componentes de mercurio (timerosal) y antibióticos, por lo que cada sustancia puede ocasionar reacción por hipersensibilidad. Dichas reacciones se manifiestan con prurito, edema, urticaria, broncoespasmo, hipotensión e incluso choque anafiláctico. Debido a la importancia de la vacunación, sobre todo en la niñez, es fundamental conocer los efectos benéficos de las vacunas, su gran impacto en la disminución de la morbilidad y mortalidad de ciertas enfermedades infecto-contagiosas, así como los efectos adversos esperados y las reacciones alérgicas secundarias a su aplicación. Como las inmunizaciones previenen las infecciones naturales, contribuirían a un ambiente libre de infecciones, lo que permitiría la respuesta atópica. El presente artículo revisa las reacciones alérgicas a las vacunas más frecuentes y su influencia en el padecimiento de atopia.

Palabras clave: Vacunas reacciones adversas reacción alérgica atopia.

2007-06-11   |   3,342 visitas   |   2 valoraciones

Vol. 54 Núm.3. Mayo-Junio 2007 Pags. 86-95 Rev Alergia Mex 2007; 54(3)