Resumen

La dermatitis atópica es un proceso inflamatorio que se distingue por alteraciones cutáneas de morfología y distribución típicas, con prurito intenso de predominio nocturno, evolución crónica recidivante, de carácter estacional, con antecedentes familiares y personales de atopia. En la piel genéticamente predispuesta, seca e hipersensible, actúan factores inmunitarios y de otros tipos que generan reacciones anormales a múltiples estímulos endógenos y ambientales. El diagnóstico es clínico y generalmente se logra por un grupo de signos y síntomas conocidos como criterios de Hanifin y Rajka. Los pacientes con dermatitis atópica pueden tener signos clínicos típicos, o bien, variedades mínimas y localizadas, consideradas estigmas de constitución atópica. En algunos pacientes pueden verse variantes clínicas y morfológicas con sitios especiales de localización, denominadas variedades atípicas de la dermatitis atópica. La identificación de éstas permite hacer el diagnóstico diferencial y establecer el diagnóstico de la enfermedad para iniciar el tratamiento.

Palabras clave: Dermatitis atópica formas típicas formas atípicas.

2007-06-11   |   2,052 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 54 Núm.3. Mayo-Junio 2007 Pags. 96-103 Rev Alergia Mex 2007; 54(3)