El exceso gótico

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

El gótico significa una escritura del exceso. Aparece en la aterradora oscuridad que atormenta la racionalidad y moralidad del siglo XVIII. Ensombrece el éxtasis desesperado del idealismo romántico, del individualismo y de la dualidad asombrosa del realismo y la decadencia victorianos. La atmósfera del gótico —sombría y misteriosa— ha señalado una y otra vez la interferencia del retorno del pasado sobre el presente y evocado emociones de terror y de risa. En el siglo XX, en diversas y ambiguas formas las figuras del gótico continúan ensombreciendo el progreso de la modernidad con contranarrativas que manifiestan la cara oculta del racionalismo y de los valores humanistas. El gótico condensa las múltiples amenazas de estos valores, amenazas asociadas con las fuerzas naturales y sobrenaturales, los excesos imaginativos y las desilusiones, la depravación religiosa y humana, las transgresiones sociales, la corrupción de la desintegración moral y espiritual. Aunque no en términos negativos, la escritura gótica sigue fascinada por los objetos y prácticas que la han construido como negativa, irracional, inmoral y fantástica.

Palabras clave:

2007-06-11   |   822 visitas   |   3 valoraciones

Vol. 3 Núm.31. Febrero 2007 Pags. 16-17 Odont Moder 2007; 3(31)